El Alegre Blatófobo

Por que las cucarachas son la cima de la Evolución.

El Monstruo de Cooloola.

Posted by lombarda en 19 enero 2009


¿Veis esas dos imágenes? Vale, pues memorizadlas. Si sabéis de qué se trata, un entomofrikipunto. Pues esas son las únicas que hay por internet del Monstruo de Cooloola (Cooloola propator). Descubrí semejante criatura en La gran enciclopedia de los insectos, de Chris O’toole*. Es un bonito ejemplo de endemismo.


Y eso no es lo único que lo hace especial. Su descubrimiento fue toda una serendipia para los entomólogos, esto es, cualquier descubrimiento científico hecho puramente por azar. Ejemplos: Estructura del benceno, modelo atómico de Bohr, la lisozima…Incluso hay una historia que cuenta que Norecuerdoquien Sanfulanitez, después de estar todo el día en el laboratorio trabajando con productos químicos, cenando, se dio cuenta de que en sus dedos había una sustancia con sabor salado. Dicho compuesto resultó serla Semehaolvidadína. (Si alguien conoce esta historia, por favor, que ponga en los comentarios los nombres respectivos).

Pero volvamos a La Criatura. Resulta que un día de 1976, cuando alguien fue a ver que había en la trampa para insectos que había puesto en algún sitio de Cooloola (Queensland, Australia), descubrió a este pequeño amigo.

El espécimen encontrado era un macho adulto, de 3 centímetros de largo, y con aspecto muy muy robusto. Como veréis en las imágenes, tiene unas antenas muy cortas, y unas alas vestigiales que, obviamente, no le sirven para volar. Recordad que la naturaleza es asombrosa, pero no tanto. Por tanto, es fácil suponer que se trata de un insecto cavador.

Un quebradero de cabeza fue donde meterlo. Es un ortóptero, pero no encajaba en ninguna de las familias ni de los subórdenes. Pero se le incluyó en Ensifera, en una nueva familia, Cooloolidae, que desde entonces, se ha convertido en una subfamilia, la de los Anostostomatidae.

Vive en las zonas costeras de la selva y en los bosques de eucalipto, y excava su hogar en suelos húmedos y arenosos. Los machos salen rara vez a la superficie, y cuando lo hacen, suele ser por que ha llovido. Y de las hembras no hay registros de que salgan a la superficie, lo que debido a su abdomen, grande e hinchado, y sus patas y garras pequeñas, sugiere que nunca lo hacen. Por la forma de sus piezas bucales, se cree que se alimenta de larvas y de otros insectos, pero aquí me gustaría hacer hincapié en que se conoce muy poco de la biología del grupo.

Ah, y en el libro también dice que recientemente se han descubierto otras tres especies, todas en Queensland: Cooloola dingo, el monstruo Dingo; Cooloola ziljan, el más grande de todos, descubierto mientras se araba un campo; y Cooloola pearsoni**, encontrado en una isla (South Percy) deshabitada, a 85 km mar adentro.

Un bicho digno de tener su propia película de ciencia ficción de los años 50, si señor… Imaginaos el trailer: “A creature as modern empiric science never has seen before! Created by strange forces far away in the Space! THE ATACK OF THE EVIL COOLOOLA MONSTER!!!”.

*Debo decir que mi librería entomológica se reduce a ése libro. Estoy abierto a sugerencias. Y esto significa que más os vale que me recomendéis algún libro, por que sería malo que sucedieran accidentes… (Impagable 1, Impagable 2)

 

** ¿Soy el único que relaciona eso de “Pearsoni” con los Titerotes de Pearson, de la saga Mundo Anillo?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: