El Alegre Blatófobo

Por que las cucarachas son la cima de la Evolución.

Auch

Posted by lombarda en 3 febrero 2009

Por motivos médicos no hay artículo ésta semana. 

Lo siento mucho… Al menos ya he recogido un monton de información para la entrada de los bichos.

 

EDITO: Estoy peleando con el escaner para subir una cosita. Vigilad los feeds…

EDITO 2:  Una pequeña entrada sobre temas variados pero que están relacionados después del salto…

Radiografia

Radiografía

 

Ese soy yo. Me iba a comer con mi madre, y justo al salir con el coche, nos dimos con un listo en fragoneta que se saltó un STOP. Lo gracioso es que el tipo en cuestión, en vez de frenar, aceleró. Mi madre y yo estamos bien, solo con dolores en cuello y espalda. Nos han puesto collarín e ibuprofeno. No voy a hacer reflexiones en plan “oh, he nacido de nuevo, blablabla”… Aquí venimos a hablar de Ciencia, leñe.

 

Las radiografías son imágenes obtenidas en un tipo de películas especiales a partir de una fuente de radiación, y tienen muchos usos. En este caso, por ejemplo, se bombardea a un paciente con Rayos X que se coloca frente a una película, obteniendo como resultado lo que veis a la izquierda. Sin embargo, como toda radiación, un sometimiento prolongado implica riesgos severos para la salud, que pueden ir desde la caida del cabello hasta la muerte. En mi caso, seguramente me convertiré en un supermutante y conquistaré el mundo. Temblad, temblad os digo.

Como dato curioso, Marie Curie, durante la Primera Guerra Mundial, preparó un vehículo especial con una máquina de Rayos X con la que hacía radiografías a los soldados que necesitaban cirujía por cualquier motivo. Salvó muchas vidas, pero sus manos quedaron literalmente destrozadas por la radiación.

 

En ésta radiografía en concreto se ve mi columna, la región cervical concretamente. Sobra decir que cualquier lesión en esa zona supone siempre  un daño importante, por que es por donde van los cables de la máquina humana. Por suerte no tengo nada.

Y ahora os voy a contar mi experiencia en el accidente. Acababamos de salir y ibamos hablando con normalidad sobre lo peligrosa que es esa zona por que el STOP se ve mal (Mira tu que casualidad…). Yo iba en el asiento del copiloto. A mis pies había una bolsa con la compra: Agua, periódico, pan, y el Investigación y Vida de enero de 2008, con el que regalan un documental muy interesante de Richard Dawkins sobre Darwin y la evoluvión. Voy a agacharme para coger la susodicha, cuando de repente… ¡Cataclapimpampunfisfaspimba! se oye un ruido muy fuerte. Lo siguiente que recuerdo es estar completamente pegado al asiento y ver delante una furgoneta y una mancha blanca, que a los pocos segundos identifico como el airbag (Precisamente el día anterior le explicaba a mi madre como funciona el airbag… Menudo cúmulo de coincidencias…Creo que voy a explicarle como funciona el Euromillones ese.). Nos quedamos los dos en silencio, como pensando “Aquí ha pasado algo…¿Un accidente?”. Salimos, viene la policia, papeleo del seguro, grúa, hospital, radiografías, collarín, medicación, y a casa. Y aquí estoy. Verme comer y beber es todo un show…

 

¿Alguna vez habéis estado involucrados en un accidente?

5 comentarios to “Auch”

  1. Tranqui, compañero; no te preocupes. Tú solo ponte bueno y dale duro a ese escaner😄

    Oye, ¿cuando vas a poner a Bender en la barra lateral? Se le echa de menos…

  2. Ay madre! cuando hablabas de “motivos médicos” te imaginaba metido en la cama con gripe, o con más brazos de lo normal, pero no esto. Por suerte has salido bien y has tenido una experiencia de lujo.

    Respecto a tu pregunta, por fortuna nunca he tenido ningún accidente de tráfico, es más; para tener accidentes no me hace falta montarme en un cacharro motorizado.
    Hace unos años, montando en patinete perdí el control en una cuesta, y al caerme me aplasté la clavícula izquierda contra el asfalto. Mi primer hueso roto.
    Un año más tarde, un lluviosa tarde de Noviembre, patiné cuando corría hacia el autobus y me disloqué el hombro izquierdo. Lo primero que pensé es que se había vuelto a romper la clavícula, pero era peor, mucho más doloroso de lo que podría pensarse; te lo puedo asegurar.

    PD: Siento haber tardado tanto (la próxima vez pon una entrada nueva en vez de actualizar para que nos enteremos antes) ;D

  3. lombarda said

    Una vez, cuando mi hermano todavía tenía tres años, vino corriendo a mi cuarto a por algún jugete o algo, con una velocidad tal que se golpeó contra el marco de la puerta y se rompió la clavícula. Y también un par de veces se ha empotrado contra una puerta de cristal. Pobrecillo.

  4. Larix said

    Hola!!!
    También he sufrido una fractura de clavícula. Por suerte ocurrió cuando tenía unos 12 años (donde quedaron esos tiempos…), y como los huesos no están terminados de formar no he tenido más que una pequeña deformación en la curvatura normal de la clavícula.
    De hecho la fractura de clavícula es una de las fracturas óseas más común.
    Nunca he tenido un accidente de coche. Teniendo en cuenta que la semana que viene pasaré a tener mi propio vehículo creo que podeís comenzar a temer por vuestra integridad física.
    A cuidarse ese cuello, Lombarda

  5. Sophie said

    Dios, la primera vez que piso tu blog y veo esto. Hombre, por lo menos estás bien, no has sufrido latigazo cervical (vamos, no tienes la médula dañada, tal como lo has contado en todo caso tendrás una contractura cervical y poco más) y estás estupendo, dentro de lo que cabe. En fin, espero que te recuperes pronto y sigas escribiendo por estos lares😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: